Compartir

Desde luego, soportar las contracciones no es nada sencillo, y eso lo saben de sobra todas las mujeres que han sido madres. Cada una tiene su técnica para tratar de sobrellevarlas de la mejor manera posible. Sin embargo, la idea que tuvo esta embarazada llamada Amber Renee es de los más peculiar. 

Y es que, la joven optó por levantarse de su camilla y ponerse a bailar, según ella al estilo de Beyoncé. 

Desde luego, el personal sanitario del hospital no podía dar crédito a lo que estaba viendo, ya que Amber estaba entregadísima al baile apenas unas horas antes de dar a luz.

Las imágenes, que fueron grabadas en un hospital de Nueva Zelanda, están tenido un éxito increíble en las redes sociales.