martes, 11 agosto 2020 23:33

La carta de una bloguera en Facebook a las madres: “Los hijos no te convierten en esclava”

Una bloguera australiana de 32 años, Constanza Hall, ha escrito una carta a todas las madres del mundo que, como ella, tienen que hacer frente a los estigmas y estereotipos que te impone la sociedad por el simple hecho de haber tenido hijos.

Su publicación en Facebook ha llamado mucho la atención porque hace una llamada a todas las madres del mundo para que no se abandonen a sí mismas, proclamando la libertad y animando a todas las que sufren depresión posparto

“A la mujer que está en el parque, mirando su teléfono, haciendo caso omiso de sus hijos. Yo te saludo. Por negarte a dar la sensación al mundo de que deberías estar 'encendida' las 24 horas al día. Porque no te importe absolutamente nada lo que piense ese 'grupito de madres'. 

La mujer que acumula montones platos sin lavar y, aun así, coge la puerta y se va a tomar un café con sus amigos. Yo te saludo.

Ser una buena madre o esposa o un buen ser humano no significa pasar la eternidad limpiando tu casa. Si te enfocas en ello demasiado tiempo tus amigos van a empezar a hacer su vida, pero sin ti. Confía en mí.

A la mujer que después del parto espera pacientemente que le receten antidepresivos. Yo te saludo. La depresión postnatal es una p*** grosera. Todavía estás lidiando con ella cuando tus hijos crecen, no confundas la depresión con no luchar, tú has tomado medidas, y ante mí pareces una reina.

Con demasiada frecuencia, fuerza y debilidad se confunden, pero la fuerza recae en la que se anima a pedir ayuda. Y tú eres tan fuerte.

Muchas mujeres están pasando por lo mismo que tú, solo que no se animan a hablar de ello. A la mujer que no ha perdido todo su peso después del parto. A ti yo te saludo. 

Ser madre es un nuevo trabajo que requiere tu atención las 24 horas del día pero por el que no se te remunera y que no terminará hasta dentro de 20 años. Por eso, cómete el pastel, come todo el pastel que quieras y manda a la mierda a cualquiera que se atreva a decir nada. Tu cuerpo después del parto no es un asunto público, así que olvida los comentarios que hagan al respecto.

Con mucho amor”.

Artículos similares