Compartir

Son tiempos complicados para conseguir trabajo, así que hay que jugar con la imaginación y hacer currículums que llamen mucho la atención, o cartas de presentación. Este francés llamado Julien Chorier estaba harto de escribir cartas de presentación para todas las distintas empresas donde quería trabajar, así que comenzó a hacerlo de una forma muy original. 

“Apasionado por el mundo digital, audiovisual y de los medios de comunicación…blablabla…competencias y conocimientos… blablabla…”, y así durante toda la carta. La edición francesa del Huffingtonpost consiguió hablar con el joven y les explicó que se le ocurrió cuando un amigo suyo le dijo que “todo eso no era más que 'blabla' y que las empresas no tenían tiempo de leerlo”, así que decidió sustituir lo poco importante por esta expresión. 

La empresa Alumnoforce le contestó porque les produjo curiosidad y le ofrecieron hacer una entrevista, la cual ha pasado con éxito. Chorier se dedica a la comunicación y el marketing y después de mucho tiempo intentando tener suerte, esta prestigiosa empresa privada le ha hecho un contrato de trabajo. “Siempre hay que intentar destacar y diferenciarse”, aconseja el joven.