Compartir

Desde muy pequeños los niños ya sueñan con la profesión que les gustaría desempeñar en el futuro. Mientras que otros compañeros del colegio pensarán en ser actores, médicos o astronautas, Ethan Wilwert quiere ser maquillador profesional. Solo tiene 8 años, pero ya le ha pedido a sus padres que le enseñen distintos trucos.

Pese a que no suele ser una profesión demandada a una edad tan temprana, la madre de Ethan ha decidido que comenzaría su formación lo antes posible y decidió regalarle una clase magistral con Joey Killmeyer, un estilista profesional. Tras la lección, el maquillador colgó una fotografía con el niño y aseguró que era “muy talentoso”.

Sin embargo, pese a las palabras de Joey Killmeyer, la madre de Ethan ha recibido numerosas críticas a través de las redes sociales. Muchos usuarios entienden que “no es para niños”, mientras que otros fueron aún más lejos cuestionando la orientación sexual del pequeño.

Tras la polémica, la madre del menor entiende que tienen que apoyarle en sus gustos y que esto “no define su identidad”.