Compartir

Las películas de Hollywood nos han enseñado que un buen fugitivo nunca debe ponerse en contacto con la policía si quiere esconderse de la justicia. Sin embargo, el protagonista de esta historia debió escuchar el 'Antes muerta que sencilla' de María Isabel y no dudó en enviar un selfie al Departamento de Lima, en Ohio (Estados Unidos), para que cambiasen la imagen de su ficha policial.

Donald 'Chi' Pugh, un fugitivo estadounidense de 45 años, calificó de “terrible” la fotografía que ilustraba su ficha policial y optó por enviar el selfie actualizado, con gafas de sol incluidas, bajo el siguiente mensaje: “Esta foto es mejor”.

Aprovechando su aportación, el Departamento de Policía no dudó en compartir la nueva imagen a través de su perfil en Facebook, agradeciéndole la actualización y confesándole que “apreciaríamos mucho si se acerca a la comisaría para hablar de sus cargos”.

Según informa la cadena CNN, Donald 'Chi' Pugh ha sido investigado por delitos de vandalismo y debía presentarse ante el juez por conducir bajo los efectos del alcohol.