Compartir

Un grupo de alumnos del colegio Kokomo de Indiana (Estados Unidos) vive desde hace semanas un comportamiento deleznable desde la dirección del centro por las deudas insignificantes de sus padres con la cuota del comedor.

Desde el colegio han decidido crear un almuerzo alternativo para los niños cuyos padres no han pagado la cuota, dándoles para comer un sandwich calificado por los jóvenes en Facebook como el de “la vergüenza”, que incluye dos rebanadas de pan de molde y don lonchas de queso fundido, muy diferente al que se comen el resto de alumnos.

Según aseguran los propios afectados en 'El Comercio', los responsables del comedor no dudan en llamar a los niños “morosos” delante de sus compañeros, recriminándoles los impagos y la necesidad de que solventen la deuda con el colegio para que sigan comiendo.

Uno de los jóvenes ha compartido su historia, señalando que sus padres no pudieron pagar un mes los 25,60 dólares (algo más de 20 euros) de la cuota mensual y que la responsable de la cafetería le dijo que “o pagaban o el comedor se iba a pique”.

Desde el colegio Kokomo han señalado que son más de 500 niños los que no han abonado la cuota de comedor y que aunque es una medida insolidaria no tiene más remedio que seguir con ella porque no “llegan económicamente”. Eso sí, han querido pedir disculpas si alguien si siente ofendido con dicha decisión.