Compartir

Heather Gooch intentó lo imposible hace unas semanas: recorrer el trayecto de Fort Lauderdale a Nueva York en avión (apenas tres horas) sin que su hijo de nueve meses se enterara. Para su sorpresa, en el vuelo de la compañía Southwest Airlines se encontró con una azafata que trató a su hijo a la perfección y a la cual calificó como “Mary Poppins”.

Agradecida por lo ocurrido, Gooch publicó un mensaje en su cuenta de Facebook que supera los 60.000 compartidos y que ha sido realmente aplaudido por los usuarios de las redes sociales. “Mi hijo empezó a hacer pucheros y temía que fastidiaría el viaje a todo el avión. Anisse lo cogió en brazos y empezó a caminar con él por el pasillo del avión (…) Nunca he tenido una azafata tan amable y servicial como ella. El pequeño la adoraba”, señala esta madre.

El emotivo mensaje ha llegado a la azafata, Anissa Charles, quien no daba crédito a las palabras que habían llegado de estos viajeros y del resto de usuarios de Facebook que habían leído su historia. “Me vais a hacer llorar entre todos. El placer fue mío y fue él quien me arregló el día (…) ya sabes, por eso de poder pasear un poco”, confiesa.

La próxima vez que os toque viajar en avión, a ver si hay suerte y topáis con un personal agradable y que os pueda sacar de ese momento de “tierra trágame”.