Compartir

Una anciana de 103 años de Hellín (Albacete), Manuela Labrador del Amo, recibió una notificación que la citaba para participar en la mesa electoral de su colegio el próximo 20 de diciembre, algo que resulta cuanto menos curioso ya que los mayores de 70 años quedan excluidos de dicho sorteo debido a la edad, según publica 'Verne'.

Los familiares de la mujer se quedaron estupefactos al ver la carta que la obligaba a acudir a la mesa y un nieto explicó al citado medio que alucinaron y rechazaron la misiva al cartero.

Al parecer no les han vuelto a enviar nada, debieron revisar los datos y que la mujer no estaba precisamente en edad de acudir al colegio. El nieto ha explicado que su abuela no tiene bien la cabeza ni si quiera para acudir a votar.

El tremendo despiste se ha convertido en una graciosa anécdota antes de que se celebren las elecciones generales. Según publican, el Ayuntamiento admite el error y asegura que es un caso en el que “no habría ninguna duda de que la persona no está capacitada”.