Compartir

Hay formas y formas de corregir la conducta inadecuada de los más pequeños de la casa. Mientras que hay padres que apuestan por la disciplina y la enseñanza educativa propia, hay otros que son mucho más severos y no entienden de comunicación con sus hijos.

En las últimas horas circula un vídeo en las redes sociales en el que aparece una madre enfurecida porque su hija ha suspendido un examen en el colegio. Ni corta ni perezosa, la mujer se lleva a un río cercano a casa a la pequeña, a la cual amenaza con ahogarla.

Las imágenes muestran cómo la madre le reprocha una y otra vez el suspenso, una tentativa que es aprobada por otra persona que aparece en el vídeo. Los llantos de la niña asustan finalmente a la mujer, quien decide seguir insultándole para liberar el disgusto de las notas.