Compartir

Después de protagonizar declaraciones un tanto xenófobas (pidiendo la prohibición explícita de la entrada de musulmanes en Estados Unidos), el karma parece haber entrado de lleno en la vida de Donald Trump.

En una sesión de fotografías realizada por la revista 'Life', el precandidato republicano tuvo que enfrentarse a un águila un tanto enfadada y de ideología contraria que no dudó en atacarle e intentar picarle.

En las imágenes se puede apreciar cómo el pájaro parece tener algo en contra de Trump, agitando de forma violenta sus alas cerca del republicano, quien se asusta y retrocede haciendo varios aspavientos.

Pese a lo cómico de la situación, Donald Trump se tomó la escena con bastante calma, asegurando que “el pájaro era muy bonito pero a su vez muy peligroso”.