Compartir

A veces basta una idea brillante para dar el pelotazo. Es el caso de esta empresa japonesa, Bourbon, que ha desarrollado y comercializado las lonchas de chocolate para sangüis.

No está claro si se harán o no millonarios, pero lo cierto es que ya han triunfado en Internet y las redes sociales, donde unos y otros se preguntan por qué a nadie se le había ocurrido antes.

Como si un 'tranchete' de queso se tratara, estas lonchas de apenas dos milímetros de grosor se sacan de su envoltorio de plástico y se colocan en cada una de las rebanadas para que fundan solas o con otros aderezos.

Según la empresa, el chocolate contiene muy poca leche, por lo que su sabores muy puro.

El invento de momento solo se pude adquirir a través de la web de la empresa.