Compartir

Un grupo de monos que reside en la región hindú de Gali Mirchai está causando el terror entre la población civil.

Según publica el portal 'Express', su última víctima ha sido un cura, al cual mataron a sangre fría a pedradas cuando estaba barriendo el suelo del porche de su casa.

La familia de la víctima llegó a la vivienda cuando el párroco aún estaba con vida aunque terminó falleciendo de camino al hospital.

No es la primera vez que los monos atacan a varios ciudadanos de la región, ya que en las últimas semanas mujeres y niños también recibieron pedradas en la cabeza y otras partes del cuerpo.

Las autoridades de la ciudad han advertido a los vecinos de la peligrosidad de estos animales, extremando los precauciones cuando salen de casa para “ir al colegio”, especialmente los menores.

Los expertos explican que no solo son peligrosos lanzando piedras sino que no tienen problemas en que “morder las bolsas de la compra” u otro tipo de artilugios con los que se puedan sentir amenazados.