Compartir

La historia de amor de Clara Lago y Dani Rovira enganchó a millones de personas en 'Ocho apellidos vascos', pero los espectadores de 'Ocho apellidos catalanes' que acudieron a los cines FULL de Cornellà de Llobregat no se esperaban que antes de que comenzase la película presenciarían en directo una historia aún más emotiva.

Grabiela Raimondi quería pedirle matrimonio a su novia Gemma y decidió hacerlo de una manera muy especial. Así, con la sala de cine totalmente llena, la gran pantalla proyectó una serie de imágenes de la pareja antes de la pregunta final: ¿Quieres casarte conmigo?

La historia ha circulado rápidamente por las redes sociales e incluso se hablaba de que pudiese tratarse de una campaña promocional. Sin embargo, según informa 'La Vanguardia', la sala ha desmentido que sea un fake.