Compartir

Patty Parsons es una madre que ha incendiado las redes sociales después de preguntar inocentemente que qué era lo que había en la ducha de su hijo. Al parecer, se quedó completamente desconcertada cuando vio un extraño objeto azul pegado en la pared del baño con una ventosa y decidió pedir ayuda a través de Twitter a sus seguidores para averiguar de qué se trataba. 

La pobre mujer pronto pudo descubrir que era un juguete sexual, ya que las respuestas no tardaron en llegarle. Parsons, que se define como muy cristiana, se ha tomado muy mal el asunto y casi no se podía creer lo que le estaban diciendo. Es“inapropiado” y “sucio”, escribió en varios tuits la madre del joven después de darse cuenta de lo que era realmente, según publica 'The Independent'. 

Tal mal lo está llevando que ha vuelto a pedir ayuda por las redes para poder borrar el tuit, que ya ha tenido miles de retuits y me gustas. Tanta repercusión viral ha tenido que muchos usuarios apuntan a que todo podría tratarse de una campaña publicitaria y dudan de la veracidad y existencia de Parsons. 

Aunque si finalmente es real, esta madre necesitará ayuda urgente, pero profesional, a razón de sus tuits en los que no da crédito de cómo su hijo puede tener algo semejante. O, sino, ya se puede inventar una excusa el joven, quizá no sea demasiado tarde.