Compartir

Electroquímicos de la Universidad de Alicante han desarrollado un catalizador capaz de extraer el agua de la orina, algo muy interesante para los científicos en misión espacial. 

Frente a otros métodos ensayados, que dejan residuos en la orina, el ideado por José Solla Gullón y Francisco José Vidal Iglesias junto al doctorando Roberto Martínez, convierte el amoniaco de la orina en nitrógeno, un gas que se elimina con facilidad.

Los científicos ya han realizado un vuelo al centro 'Johnson Space Center' de Houston, donde realizaron vuelos parabólicos que permiten experimentar en condiciones de ingravidez. En enero volverán  al centro.

El descubrimiento podría ser muy útil sobre todo en las misiones de “larga” duración de la NASA, como una eventual expedición a Marte.