Quantcast

Si chupas o muerdes el boli te puede pasar esto

-

1
Hay quien lo hace en momentos de nerviosismo. Otros lo tienen incorporado a sus rutinas y lo hacen d

Hay quien lo hace en momentos de nerviosismo. Otros lo tienen incorporado a sus rutinas y lo hacen de forma inconsciente o con verdadero placer y fruición. Sea de uno u otro modo, lo cierto es que quienes tienen el hábito de morder o chupar el capuchón de su bolígrafo son legión. Tanto es así que el diario satírico El Mundo Today publicaba en 2012 una broma sobre el asunto: 'Bic venderá bolígrafos ya mordidos', se titulaba. “Está claro que la gente los prefiere así, hechos una mierda y con restos de saliva”. Eran las supuestas declaraciones de un portavoz de la compañía.Ironías aparte, lo cierto es que este hábito entraña riesgos reales…Párate a pensarlo…Para empezar morder el bolígrafo es una costumbre muy poco higiénica. Los bolígrafos se blanden en manos sudorosas, se arrastran por mesas no siempre tan limpias como deberían, se caen al suelo y, en el peor de los casos, hasta pueden pasar por varias bocas… Eso supone que cualquiera que se lo lleve a la boca se está exponiendo a una buena cantidad de gérmenes que pueden ocasionar llagas o pupas en la boca, o directamente contagiarle alguna enfermedad, en el mejor de los casos, una gripe o resfriado. También es cierto que nuestro sistema inmunológico y las bacterias que viven en nuestro cuerpo entrarán en acción y, en la mayoría de los casos, lograrán defendernos.

Atrás
Comentarios de Facebook