Compartir

¿Sabías que a muchos de los cosméticos y productos de aseo que tienes en casa puedes darles otro uso completamente diferente para el fueron creados?

Desde luego, algunos de estos trucos te pueden salvar de un apuro en más de una ocasión. Además, todos ellos son muy sencillos de poner en práctica.

1Polvos translúcidos para el pelo

Los polvos translúcidos son uno de los básicos en cualquier neceser de maquillaje que se precie. Al contrario de lo que mucha gente piensa, estos polvos tan finitos no están para dar color, sino que su única misión es la de fijar bien el maquillaje para que dure más. Bueno, o eso creíamos hasta ahora…

Seguro que más de una vez os habéis visto en la típica situación de ir con prisas pero no tener tiempo de lavarte el pelo, ¿verdad? Pues los polvos translúcidos tienen la solución para ello, ya que pueden actuar como sustituto del champú en seco.

Aunque no es un método del que convenga abusar mucho, basta con espolvorear las raíces con un poco de este producto para que se absorba bien la grasa.

Atrás