Compartir

Pese a que la comodidad pueda llevarnos a pensar lo contrario, un vídeo de Youtube demuestra que a la hora de decantarse por un asiento de autobús, la mejor opción pasa por el plástico y no por los tapizados.

El vídeo, que ya roza las 6 millones de reproducciones en Youtube, se realiza ante los asientos de un autobús que a simple vista podrías calificar como 'limpio'. Sin embargo, tras varios golpes de martillo, la suciedad comienza a hacer acto de presencia, incluso hasta alcanzar una cantidad preocupante.

La prueba ha desatado un intenso debate en las redes sociales, ya que hay usuarios que dan por hecho que estos asientos son más sucios que los de plástico, pero que anteponen la comodidad a la limpieza.