Compartir

Sadaf Taherian, una actriz iraní, se ha convertido en la protagonista inesperada de las redes en las últimas horas.

La joven decidió desafiar las leyes existentes que obligan a las mujeres a cubrir su rostro en público con un yihab, publicando en su perfil de Instagram varias fotografías en las que aparece sin el típico velo islámico.

¿Qué han decidido hacer las autoridades? Retirarle la licencia profesional que le permite trabajar con el Ministerio de Cultura de Irán. La actriz se mostró sorprendida por la reacción de sus seguidores, quienes, en vez de apoyarla, decidieron criticarla por su valentía.

“No me esperaba esto del pueblo de Irán, de mi propia cultura, escuchar tantos insultos (…) Sólo puedo sentir pena por su reacción y no tengo nada más que decir. Quiero vivir en un lugar y vivir de la manera que me hace feliz”, confesaba la actriz iraní en su cuenta de Instagram.

Eso sí, la joven no ha tardado en recibir ofertas desde el exterior, concretamente de Dubai. Asimismo ha querido denunciar que ha sufrido en varias ocasiones acoso sexual de varios directores en la industria del cine para poder tener un papel en una película. “Ponían contratos encima de la mesa con una sola condición: estar con ellos un mes”, denuncia Taherian. ¡Menudo escándalo!