Compartir

Una manada de lobos persiguió y atacó a un perro durante más de diez minutos. Las imágenes de este impactante ataque fueron captadas por la cámara GoPro que incorporaba el perro, que se encontraba en el bosque acompañando a su dueño en una jornada de caza.

Precisamente gracias al chaleco en el que portaba la cámara pudo soportar la emboscada de la manada de lobos, ya que formaba una estructura de acero que le protegía de buena parte de los arañazos y mordiscos.

El suceso tuvo lugar en Suecia, dentro de la temporada de caza de alces, y ya roza las tres millones de visitas en Youtube.