Compartir

Tres chicas esperando el autobús es una imagen que puede darse habitualmente en cualquier parada cercana a un instituto o colegio. Por eso, los autores de este experimento sociológico pensaron que era el entorno idóneo para comprobar cómo actúan distintas personas cuando presencian un caso de bullying.

Como se observa en el vídeo difundido por una cadena de televisión estadounidense, dos de ellas comienzan a increpar a la tercera protagonista, con afirmaciones que podrían ocurrir en cualquier clase o patio de colegio, mientras que un adulto se sitúa a su lado y escucha su comportamiento.

Por fortuna, buena parte de los participantes de este estudio sociológico no hicieron caso omiso a lo que estaba ocurriendo ante sus ojos y recriminaron la actitud de las dos niñas.