Compartir

McKenna es una niña de 4 años que se comporta como si fuera una persona adulta. Hace un par de años, su madre recibió una dura noticia: le habían diagnosticado un cáncer de mama que le cambiaría la vida.

Su hija ha estado siempre a su lado y se ha convertido en uno de sus principales apoyos para salir adelante. En una demostración de amor increíble, McKenna aparecía en una de las sesiones de terapia a las que acude su madre para cantar una canción de la solista Martina McBride que habla sobre el cáncer y la necesidad de la familia en momentos tan duros.

El vídeo ha sido muy compartido en las redes sociales y la popularidad ha sido tal que la pequeña y su madre han sido invitadas al programa de Ellen DeGeneres para contar su experiencia. La verdad es que la canción no puede ser más emotiva…