Compartir

El debate lingüístico existente en España vuelve a estar en el punto de mira. Una nota enviada por un instituto valenciano a la madre de un alumno ha incendiado las redes sociales. El escrito, redactado en valenciano, no sentó nada bien a la mujer, quien decidió devolver la carta sin rellenar y criticando que la misiva no estuviera en castellano.

Eso sí, sí que decidió, por el contrario, escribir una queja dedicada a los profesores del instituto de su hijo. “Buenos días, disculpa que no firme esta hoja, pero no está en mi idioma. Soy española y vivo en España, respeto que los niños aprendan este dialecto, pero no lo comparto y agradecería que ya que yo no soy alumna de la escuela se me informase en español o inglés, ya que son las lenguas o idiomas básicos y necesarios para entenderse en el mundo y no sólo en una comunidad 'de España'. Gracias y disculpa las molestias”, señalaba la madre en su extenso escrito.

Twitter se ha dividido, apoyando y criticando a partes iguales el escrito de esta madre. Mientras que unos han arremetido contra ella por retrasar la formación de su hijo y otros compañeros por intentar que no aprendan en valenciano (el escrito tenía evidentes faltas de puntuación y ortografía), otros han querido apoyarla y señalar que no tienen por qué tener la obligación de conocer el dialecto. La polémica está servida, ¿quién crees que tiene en este caso la razón?