Compartir

El perfil de Linkedin de Simon Binner, un empresario de 57 años, ha conmocionado a las redes sociales. Además de publicar los distintos puestos de trabajo en los que ha estado desde los 18 años, el británico anunciaba en esa red social el día en el que iba a morir.

A Binner le diagnosticaron una grave enfermedad neurodegenerativa que le llevó a perder la fe en la vida. En Suiza, la eutanasia dirigida está permitida, algo que hizo que el empresario viajara hasta el país alpino desde Reino Unido para acabar con su vida.

“Mi dolencia avanzó muy rápido. En un primer momento, los médicos pensaron que viviría hasta 2017 o 2018 pero se equivocaron, confesaba en su propio perfil de Linkedin. No, no llegaría hasta esa fecha, ya que las células de su cuerpo provocaron que tuviera cada vez más dificultades para hablar, caminar o respirar.

El caso de Simon Binner- que ha fallecido en las últimas horas en Basilea- recuerda a muchos internautas al de la estadounidense Brittany Maynard, quien a finales del pasado año año decidía recurrir a la eutanasia después de un tumor cerebral mortal que le cambió la vida por completo a sus 29 años.