sábado, 19 septiembre 2020 12:16

Se cancela la boda de su hija e invita a decenas de indigentes al banquete

Una pareja de Sacramento, en el estado de California (Estados Unidos), canceló a última hora su boda por las dudas que aparecieron en el novio unos días antes de la celebración del enlace matrimonial.

Kari Duane, madre de la novia, fue la que se encargó de solucionar un problema realmente complicado: los gastos del banquete previsto para después de la boda. Nada más y nada menos que 30.000 euros que iban a ser tirados a la basura, ya que el hotel de lujo donde se iba a celebrar no devolvía el dinero de los preparativos.

Ante esta situación, según publican varios medios de comunicación como 'Kcra.com' o 'Buzzfeed', Duane decidió acercarse a algunos refugios de indigentes de la ciudad. ¿Su objetivo? Que los invitados que iban a ir a la boda que finalmente no se celebraría fueran sustituidos por decenas de personas sin hogar que degustarían un menú con todo tipo de lujos.

Más de un centenar de mujeres, niños y ancianos llenaron las mesas del lujoso Sacramento's Citizen Hotel, los cuales no dudaron en agradecer el gesto de este heroína anónima. “Este tipo de comida no sale de la cocina donde comemos. Nuestro chef Leo es el mejor pero nunca esperaríamos algo así, señalaba una madre sin hogar.

Para Kari Duane, haber ayudado a todas estas familias supone una “gran alegría”. No, no fue el único gesto bonito, ya que la familia de novia también quiso ayudar con el dinero de las flores a una residencia de ancianos.

Y, ¿qué paso con el viaje de luna de miel? No, eso lo disfrutaron madre e hija en Belice. ¡Cómo debe de ser!