Compartir

Londres es una de las ciudades europeas donde más difícil es acceder a una residencia, especialmente para los estudiantes con los bolsillos más austeros. Muchos 'caseros' se aprovechan de esta circunstancia y colocan ofertas (si es que se pueden llamar así) para alojarse en lugares indignantes.

Alex Lomax, un estudiante británico de 23 años, quiso denunciar en su cuenta de Twitter una oferta sospechosa que había en el barrio londinense de Clapham. Los alquileres en esa zona suelen ser realmente caros y esa en cuestión rondaba las 500 libras, una cifra que al cambio son 700 euros.

¿Qué ofrecía esa 'vivienda'? Un espacio muy reducido en el hueco de una escalera en la que solo entra un triste colchón (ni de 90cm) y un simple perchero. ¿Qué te quieres duchar? Te buscas la vida. Olvídate de agua caliente, luz natural, armarios o algún tipo de ventilación. ¡Así es imposible vivir!

Y no, no queda la cosa ahí. Lo peor es que las facturas adicionales (la comunidad, la luz del portal, etc) no están incluidas

¿Cómo vendían esa oferta para hacerla atractiva? “Se busca a una persona abierta de mente y extrovertida que quiera una habitación amueblada (…) Somos una buena pandilla y nos gusta el relax en equipo, así no buscamos a alguien que se quede en la habitación, señala el comentario en 'London2let.com'.

La oferta ha causado una gran indignación en las redes sociales y ha provocado las críticas de muchos tuiteros, quienes no han dudado en pedir que se retire tan ofensiva 'habitación'.