Compartir

Aaron, un adolescente de solo 13 años, ha cambiado su forma de vida desde unos meses atrás en adelante. Unos amigos le enseñaron vídeos de los 'youtubers' más famosos del mundo y él decidió, unas semanas más tarde, probar fortuna en solitario.

La intentona le ha dado resultado y el joven gana suficiente dinero- no especifica cuanto- como para vivir con unos amigos en un barrio lejano a la vivienda de su padres. Además, le dijo a su madre que no podía controlarlo, ya que no le pedía ni un solo euro para vivir.

Su madre, harta de esa actitud chulesca, decidió subir una carta a su perfil de Facebook en la que mostraba su descontento con Aaron y le regañaba por su comportamiento, impropio de un adolescente de su edad.

“Parece que te has olvidado de que tienes 13 años, que soy tu madre y que no voy a controlar. Sabes que para independizarte, necesitas unas cuantas clases. Me echas en cara que ahora ganas dinero, que ahora es fácil comprarte esas cosas que yo te compraba en el pasado (…) Si quieres luz o Internet para esa mierda de vídeos, vas a tener que pagarlo, al igual los 400 euros de alquiler, los 100 de luz y los 150 de comida. Deberás sacar la basura lunes, miércoles y viernes, barrer y aspirar esos días, así como limpiar tu baño una vez a la semana”, escribía Heidi Johnson, la madre, en su cuenta de Facebook.

Lo que en un primer momento era un broma a su hijo, se ha terminado convirtiendo en una carta viral que no deja de compartirse en las redes sociales.