Compartir

El vídeo parece rodado por un especialista, pero aún así resulta impresionante: un vehículo en llamas se precipita por un barranco envuelto en una bola de fuego cuando vemos cómo su conductor salta en marcha.

Nadie sabe cómo reaccionaría en una situación semejante, con la adrenalina a flor de piel. Pero visto así en frío, asusta…