Compartir

Un bombero jubilado de Los Ángeles, llamado Rick Camarena, ha sorprendido al mundo con su bonita acción de ayudar en un grave accidente de tráfico a un niño que había quedado herido y estaba recibiendo atención médica. 

El vehículo en el que viajaban cinco niños y un adulto dio varias vueltas de campana pero todos lograron salir a salvo. El bombero intentó calmar a una de las víctimas menores de edad poniéndole en su móvil la película de dibujos animados 'Happy Feet', y lo consiguió. “El vídeo le calmó al instante”, declaró el hombre. 

Un gesto muy bonito que ha llamado la atención de las redes sociales por la solidaridad que demostró este bombero.