Compartir

Estamos acostumbrados a ver el espectáculo de los volcanes en erupción, que siempre dejan imágenes de lo más sorprendente. Pero en esa ocasión no veremos un volcán más, sino que veremos cómo el poder de la naturaleza hace que la lava del volcán Kawah Ijen sea, nada más y nada menos, que de color azul.

No es que se trate de algo extraordinario, sino que la química interviene en este proceso de expulsión de lava. El efecto que se obtiene, el de ver la lava de color azul, se debe al efecto de la mezcla del gas sulfúrico que hay en el interior del volcán y su contacto con el aire del exterior. Al salir este gas a la superficie y unirse con el aire, se condensa en forma líquida y obtiene el color azul que podemos ver en las imágenes.

Son muchos los fotógrafos que acuden a este volcán para capturar el momento de la expulsión de la lava. Y en concreto, el fotógrafo que ha publicado estas imágenes es el estadounidense Reuben Wu, quien ha convertido este lugar en uno de los destinos turísticos más deseados de la actualidad.

El vídeo muestra los pasos que sigue el volcán hasta dejar ver su exclusiva lava color azul.