Compartir

Muchas veces la realidad supera a la ficción pero este último vídeo difundido por las redes sociales parece que es de todo menos real. En él se pueden ver a unas cuantas hormigas girando alrededor de un iPhone cuando se pone a sonar porque recibe una llamada. 

La señal de la llamada del teléfono provoca que las hormigas respondan al electromagnetismo y formen un círculo casi perfecto, como si fueran capaces de sentir las ondas. Aunque se desconoce si es cierto lo que sucede o no, muchos medios ya lo han publicado y se está viralizando rápidamente. Seguramente haya alguien que lo pruebe esta tarde.