Compartir

¡A los animales no les gustan los drones! Desde que estos novedosos sistemas tecnológicos se han convertido en habitual en la sociedad, se han producido decenas de incidentes en distintos parques naturales de todo el mundo.

El último afectado por esta 'violación de privacidad' ha sido un águila, el cual no tuvo problema en quitarse de en medio con un golpe tremendo a un dron que se había cruzado en su camino.

Como se puede ver en las imágenes, el ave despacha con suma facilidad al dron, que acaba cayendo debido a la fuerza del golpe al suelo.

“Esto es lo último que un pájaro ve antes de convertirse en la cena de un águila”, asegura Adam Lancaster, dueño del dron y que ha subido el vídeo en cuestión a YouTube, con un gran recibimiento entre los internautas, ya que ha superado las 50.000 visualizaciones.