Compartir

3Salsas prefabricadasEl error más común, y que siempre tendemos a cometer cada vez que tenemos una en


Salsas prefabricadasEl error más común, y que siempre tendemos a cometer cada vez que tenemos una ensalada delante o cualquier plato ligero en su orígen, es aliñarlo con salsas o condimentos. Pero el problema no solo es ése, sino que esos aderezos son, mayoritariamente, artificiales y prefabricados. Las salsas de este tipo están plagadas de azúcares, jarabes de maíz o colorantes artificiales. Lo más correcto sería aliñarla con una salsa de vinagre y aceite de oliva, y si se quiere un poco de sal, pero nada de salsas que eliminan las propiedades nutritivas de las ensaladas.