Compartir

El mundo entero se estremecía hace tan solo unos días con el vídeo más brutal que se ha difundido en los últimos meses. Una mujer fallecía al ser engullida por las escaleras mecánicas de un centro comercial en China.

Las impactantes imágenes provocaron la consternación e indignación por el comportamiento de las empleadas del centro que no hicieron prácticamente nada por salvar su vida. Tal ha sido la repercusión del suceso que muchos ciudadanos asiáticos sienten verdadero pánico cuando tienen que subir en unas escaleras mecánicas.

Como se observa en el vídeo, no son ni uno ni dos clientes los que abandonan la escalera agarrados a las protecciones e incluso intentando no pisar la zona que provocó la trágica muerte.