Compartir

Una familia estadounidense de Florida ha encontrado un valioso tesoro de más de un millón de dólares entre los restos de un barco español que se hundió en 1715 en aguas del Atlántico, según las estimaciones que ha hecho una empresa de rescate.

En el botín hay 51 monedas de oro de varias denominaciones y una cadena de oro de 12 metros de longitud, según ha informado la compañía que tiene los derechos, 1715 Fleet-Queens Jewels LLC, a la agencia Reuters.

La familia Schmitt se dedican a buscar tesoros en un buque de su propiedad y tras encontrar este no han logrado ser localizados por el momento. El presidente de la compañía, Brent Brisben, asegura que uno de los hijos de la pareja encontró y recuperó las joyas a unos 210 kilómetros de Miami, en Fort Pierce.

Brisben ha asegurado que los documentos del barco indican que portaba productos valorados en unos 400 millones de dólares, de los que unos 175 millones de dólares han sido recuperados. Lo Schmitt se han encontrado un real que data de 1715 y en el que está tallada una efigie del rey Felipe V, algo muy escaso en el mundo, por lo que adquiere mayor valor.

El estado de Florida se llevará el 20% de las ganancias, mientras que el resto será repartido entre la familia y la compañía.