Compartir

La amistad a las edades más tempranas es sin duda uno de los sentimientos más puro. Es posible que Libby, una de las protagonistas de esta emotiva historia, ni siquiera sepa lo que significa la palabra cáncer ni tampoco lo que ha conseguido con su sensacional comportamiento, pero las imágenes del abrazo con el pequeño Aiden, del que dice es su 'novio', deja patente que no le importa tener el pelo corto durante unos meses.

Aiden Selleck, un niño británico de 7 años, está enfermo de cáncer y debe someterse a un tratamiento de quimioterapia. Tras sus primeras sesiones, el pequeño ha perdido el pelo, una imagen que dejó conmocionada a Libby, su 'novia' de tan solo 9 años. Por eso, la niña pidió a sus padres que quería hacer algo para ayudarle.

Al principio, según recoge 'Mirror', Libby quería cortarse el pelo para dárselo a Aiden, pero su madre le explicó que esto no era posible. Por eso, buscaron una solución con la que no solo ayudaría a su 'novio', sino a más niños enfermos de cáncer. Esa opción pasaba por donar su cabello a la asociación 'Little Princess', una organización que reparte pelucas a los más pequeños.

La historia, promovida a través de las redes sociales, ha iniciado una campaña para recaudar fondos para la asociación y para que Aiden tenga una gran fiesta cuando termine su tratamiento.