Compartir

Las nuevas tecnologías son armas de doble filo, capaces de facilitar y complicarte la vida al mismo tiempo. Por ejemplo, en el caso de Google Maps, piensas que es muy útil para saber cómo llegar a tu destino hasta que compruebas que puede ser capaz de destapar cualquier mentira.

Ese es precisamente el caso de Donny Riding, un ciudadano británico que, por recomendación de los facultativos, decidió dejar de fumar. Al menos así lo pensaba su propia familia hasta que gracias a las cámaras de Google Street View comprobaron que su nueva y saludable vida era una completa farsa.

Según informa el portal local 'Liverpoolecho', los doctores le habían pedido a Donny que dejase de fumar tras sufrir un ataque al corazón. Ante la atenta mirada de los médicos y de su mujer aceptó la propuesta, pero a escondidas siguió con su desaconsejable rutina. Para que su familia no le viese, se marchaba al jardín y disfrutaba tranquilo de su cigarrillo.

Ante por qué quiso comprobar las imágenes de Google, la mujer de Donny asegura que la presencia del coche del gigante tecnológico revolucionó al vecindario, por lo que tenía curiosidad por ver qué imágenes habían captado de su vivienda.

Tras descubrir su mentira, Donny confiesa que ese día tuvo que dormir en el sofá.