lunes, 21 septiembre 2020 11:40

El truco para que el rímel dure más con solución salina

El rímel es un complemento indispensable del maquillaje femenino pero a veces resulta un completo quebradero de cabeza porque en seguida se va de la cara, se reseca y los ojos terminan estando horribles. Por muy bueno que sea, puede pasar y nos cabrea mucho. ¿Sabes cómo conseguir que se quede durante todo el día, toda la noche e incluso las 24 horas?

El rímel en los ojos consigue que éstos parezcan mucho más grandes, los realza y da muchísima vida a la cara de la mujer, por lo que no puede faltar. Eso sí, hay que elegir uno que sea de buena marca para que no se quede seco en seguida y pueda durar mucho tiempo, así no habrá que gastar tanto dinero, ya que suelen ser caros. Pero a pesar de eso, muchas veces se queda fatal y no sabes cómo hacer que te dure hasta que se termine por completo, pero la solución es más sencilla de lo que piensas.

Este complemento para maquillarse puede durar hasta tres veces más con un truco que se basa en echarle unas gotitas de agua salina, unas cuatro o cinco. Con solo un par cada vez que notemos que esté seco, sin abusar, y agitar dentro, podrá mantenerse durante mucho más tiempo. La solución salina la venden en las farmacias y no cuesta demasiado dinero, por lo que sale mucho más rentable que comprar otro rímel cada cierto tiempo.

Hay otra forma para decir adiós a los grumos en las pestañas y consiste en añadir un poco de aceite de oliva usando una jeringuilla para que no se estropee por completo si nos pasamos de echarle. Después habrá que cerrarlo y frotarlo con las manos.

Otros trucos para que el rímel no se reseque con facilidad es no bombearlo cada vez que se usa, ya que es una mala costumbre que tenemos muchas mujeres, y dejarlo siempre muy bien cerrado para que no entre el aire.