Compartir

La polémica ya está servida en las redes sociales después de conocer una de las últimas excentricidades de un joven millonario ruso. Se llama Grisha Mamurin, tiene solo 16 años y su última ocurrencia es ofrecer dinero a distintas chicas para que se desnuden en plena calle y, sin que ellas lo sepan, grabarlas y subirlo a Youtube.

Al parecer, al menos como sostiene él en uno de sus polémicos vídeos, su intención es demostrar lo que algunas personas son capaces de hacer única y exclusivamente por dinero. Quizás se olvide de que tiene la vida resulta porque es nieto del multimillonario Igor Nekludov, y no precisamente por su inteligencia o trabajo.

Pese a ello, está dispuesto a proponer casi cualquier cosa a los viandantes que se encuentra por la calle, hasta el punto de humillarlos a cambio de una determinada suma de dinero. De hecho, como se observa en una de las grabaciones, sus ofertas no siempre reciben la contestación que espera, llevándose incluso algún que otro puñetazo.

Eso sí, como demuestra en su canal de Youtube, está dispuesto a seguir con sus indignantes propuestas. Después de conseguir que distintas chicas se desnudasen por unos 120 dólares, ahora quiere que le laman los zapatos por otros cuantos billetes.