Compartir

Gordon Dam ha batido el Récord Guinnes tras hacer una canasta imposible. Este joven ha logrado encestar una pelota de baloncesto desde una altura de 126,5 metros. El escenario elegido para tal hazaña ha sido una presa de Australia.

Es imposible que haya sido casualidad, pero no sabemos cuántos intentos previos ni cuantas horas de ensayo habrá empleado para afinar su puntería, lo que está claro y recogido en el Guinnes de los Récord es que se trata del lanzamiento de mayor altura de la historia.