Compartir

Echarse la siesta en la playa es un reto al que sólo se atreven los más arriesgados del lugar. ¿Por qué? Si no te proteges lo suficiente, puedes acabar como un auténtico “cangrejo”. ¿Quién no ha sufrido alguna vez esta situación en verano y se ha lamentado durante varios días por ello? Sí, sabemos que os ha pasado alguna vez. ¡No te preocupes, es normal!

Para evitarlo, la firma Spinali Design ha creado un bikini que incluye un sensor y que te avisa de cuando necesitas protección solar para no tener el cuerpo lleno de quemaduras. “Tuve la idea de que si las macetas te dicen cuando una planta quiere agua, también podía hacer algo así a la hora de tomar el sol, explicaba la directora de la empresa.

El principal problema de este bikini es su precio: 149 euros. Eso sí, es un modelo que se hace a la medida y que se encarga de medir la radiación ultravioleta y pasarla con el sensor a un dispositivo electrónico, ya sea una tableta o un teléfono móvil.

El dispositivo se encarga de analizar los datos y según la piel y el bronceado actual de la persona procede al aviso o le permite tomar unos minutos más el sol.

No te preocupes si eres de los que tiene sueño profundo porque si tienes un amigo o amiga a tu lado en la playa, el aviso de que te estás quemando peligrosamente. ¡Espabila, que tu piel lo va a agradecer!