Compartir

Celso Santebañes falleció a causa de una neumonía mientras se trataba con quimioterapia. Hay que recordar que el joven se hizo famoso tras gastar más de 35.000 euros en las diferentes operaciones estéticas que realizó para parecerse al famoso muñeco. El joven llegó a operarse la barbilla, cuatro veces la nariz, la mandíbula, y se inyectó silicona en el pecho. 

Fue diagnosticado con cáncer hace cinco meses cuando fue a tratarse al hospital una infección a causa de unos rellenos de hidrogel que se inyectó en la pierna hace cuatro años, tal y como recoge el diario británico ' Mirror'.

Celso, recientemente, concedió una entrevista a un medio brasileño en el que aseguraba sentirse feliz pues “mi vida ha cambiado”.

El joven fue admitido en el hospital para tratarse con quimioterapia del cáncer que padecía, aunque fue una neumonía lo que acabó con su vida. “Cuando comenzaba a cumplir sus sueños, él descubrió su enfermad y sus sueños se esfumaron. Él tenía planes pero Dios tenía otros”, asegura Celio Borges, el padre del joven.