miércoles, 12 agosto 2020 8:39

Trucos para reutilizar las cápsulas del café

Las cafeteras de cápsulas están muy de moda, tanto que las viejas máquinas han pasado casi a la historia. Cada vez son más las marcas que fabrican cápsulas de todos los sabores y para combinarlas con cualquier tipo de café, pero lo malo es que solamente se pueden utilizar una vez y algunas son muy costosas. 

Aunque hay marcas más baratas que otras, siempre es mejor ahorrarse un dinero y empezar a reutilizarlas. Los expertos recomiendan que se use una nueva cada vez y comprarlas oficiales, pero algunos consejos pueden venir bien para volver a usar la cápsula y no tirarla a la basura. 

Lo primero que hay que hacer es cortar la parte inferior de la cápsula para vaciar el café que haya quedado dentro y volverla a rellenar con otro tipo y volver a cerrar. La complicación es cerrarla, ya que existen distintas opciones para ello. 

La primera y más aconsejable es utilizar otro trozo recortado de una ya inutilizable si encaja perfectamente con la primera mitad y, la segunda, poniendo un poco de papel de aluminio o albal por debajo, aunque es mucho más difícil. 

Para colocar este tipo de papel lo mejor es prensar muy bien el café antes de cerrar la cápsula para que no queden huecos ni pueda entrar el aire y estropee el grano. Por eso, si se recorta la tapa con un cúter y se pone el albal alrededor, se debe sellar bien y hacer agujeros para que pueda pasar el agua y hacerse bien el café. Hay que volver a tapar la cápsula con otro trozo de papel y estará lista para volver a utilizar. 

Hay otra forma de reutilizar las cápsulas que requiere mucha más paciencia. Consiste en recortar la parte inferior de una cápsula sin usar para que solo quede la mitad de arriba y vaciarla. Cuando se corte la usada hay que hacerlo minuciosamente hasta que encaje con la otra

La parte de arriba será la de la cápsula nueva y la de abajo la usada, que será donde habrá que poner el papel de aluminio y prensar bien el café. La primera mitad tan solo habrá que rellenarla del café nuevo y colocarla de nuevo con la otra hasta que encajen perfectamente y no tengan ningún agujero.

Artículos similares