Compartir

Las GoPro están muy de moda, y no es raro que la gente que practica ciertos deportes como como el piragüismo lleve una de estas pequeñas cámara encima para conseguir las imágenes más alucinantes de la experiencia.

El dueño de la GoPro que aparece en este vídeo tuvo la mala suerte de perderla. Alguien la encontró meses más tarde, y trató de localizar a su propietario.

Sin embargo, cuando la cámara se extravió no dejó de grabar ni mucho menos. Desde luego, es alucinante la cantidad de cosas que pudo captar antes de ser encontrada de nuevo.