Compartir

1A la mayor parte de la sociedad le asusta entrar a la cárcel, pero no todas son como nos las pintan

A la mayor parte de la sociedad le asusta entrar a la cárcel, pero no todas son como nos las pintan en las series y películas, hay algunas que parecen auténticos hoteles y sus prisioneros pueden hasta tener trabajo y vivir en ellas junto a su familia.Prisión de BastøyUna de las cárceles más famosas del mundo está situada en la isla de Bastøy, en Noruega, que aunque es de máxima seguridad, se asemeja a una comuna y tiene todo tipo de lujos y comodidades. Allí cumplen condena asesinos, violadores y/o narcotraficantes en unas condiciones realmente buenas. Cada preso dispone de un bungalow con baño y concina y desempeñan algún oficio por el que reciben un sueldo con el que pueden comprar alimentos en un supermercado. La cárcel ocupa toda la isla y su objetivo es que los prisioneros se acostumbren a vivir siguiendo las mismas normas que encontrarán al ser liberados. La prisión de la isla de Bastøy es un modelo de reinserción social ejemplar, pues sus liberados tienen una tasa de reincidencia del 16%, mientras que en otras suele llegar al 70%.

Atrás