Compartir

Ya se sabe que con el photoshop y los retoques digitales se pueden hacer auténticos milagros. Adiós a cualquier tipo de imperfección en cuestión de minutos y a golpe de click. Sin embargo, hay otro método que puede hacer desaparecer los defectos de nuestro rostro directamente, y no solo sobre una imagen.

Efectivamente, estamos hablando del maquillaje. Muchos de vosotros pensaréis que los resultados no son los mismos ni de lejos. Sin embargo, la protagonista de este vídeo se encarga de demostrar lo contrario.

Y es que, con un poco de maña y una buena capa de maquillaje, consigue convertirse en otra persona totalmente nueva. Por ejemplo, a medida que va desmaquillándose comprobamos que sus ojos son infinitamente más pequeños de lo que parece cuando está maquillada. Tal es la transformación que el vídeo está arrasando en visitas.