Compartir

Los drones no solo tienen aplicaciones militares o geográficas. También se hacen cosas maravillosas con ellos en el mundo del arte y la cultura. Es el caso de esta bella coreografía en la que el cuerpo y la tecnología se dan la mano para desafiar y reflexionar sobre la fuerza de la gravedad.