Compartir

1Cuando a uno le sale malo un coche que acaba de comprar tiende a pensar que el suyo, fue el primer a

Cuando a uno le sale malo un coche que acaba de comprar tiende a pensar que el suyo, fue el primer automóvil que ensamblaron  en la cadena de montaje de la factoría a primera hora del lunes. “Algo hicieron mal al ensamblar las piezas”, tiendes a pensar. Se trata de un desgraciado error que a ti te traerá de cabeza. Pero piensa que podría ser mucho peor si ese mismo fallo se generaliza a escala en todos los modelos de ese fabricante. No porque el operario de turno sea un zoquete sino porque el diseñador del motor ha pasado algún detalle que convierte una novedad mecánica en una chapuza gigantesca. No es un consuelo, solo es un ejemplo que traducido en dinero puede resultar demoledor. Y si es en vidas, la cuestión se eleva al infinito.Y es que a veces, los matemáticos, físicos, ingenieros y demás sabios apegados a la exactitud cometen, como en el caso de los automóviles que hemos comentado, fallos funestos. Muchos de estos errores han causado más de un infarto en las compañías aseguradoras. La historia está llena de meteduras de pata por llevar a último término aquello del ensayo-error. Estos son los casos más famosos:1.- ¿Unas ventanas de avión cuadradas? Cualquier profano puede pensar que las ventanillas de cabina en los aviones deberían ser más grandes y cuadradas para permitir una visión más panorámica. No serán los primeros en hacerlo. Por desgracia. El Comet británico, primer jet comercial, sufrió varios accidentes, todos mortales, cuando el avión prácticamente se desintegraba en vuelo. ¿Qué pasaba? Tras muchas investigaciones se encontró que el diseño de las ventanas, cuadradas y grandes, creaba puntos en donde la estructura sufría esfuerzos demasiado severos, llegando al punto de ruptura de la mismas. Al ser presurizados, es decir que literalmente se llevan la presión del lugar de donde despeguen en vuelo y esta siempre es mayor que la que se encuentra en las altitudes de crucero de estos aparatos, los aviones explotaban en el aire. ¿Para qué sirvió aquel error? Laf horma de las ventanas de los jets siempre deben ser redondeadas y pequeñas. Experimentos con gaseosa…

Atrás