Compartir

Fue durante una visita al Parque Reptil Australiano, en Nueva Gales del Sur, cuando esta pequeña de dos años vio a un canguro por primera vez en su vida. Era un bebé que conectó en seguida con la niña, pues el animal le devolvía las carantoñas a su manera.

La madre de la niña decidió grabar el emotivo momento en el que su hija tiene un entrañable encuentro con el bebé canguro. Un tierno abrazo tranquiliza al animal después de varias caricias llenas de amor.