Compartir

Xie Xu se ha convertido, de forma completamente accidental, en un ejemplo a seguir para la sociedad mundial. Este joven adolescente de 18 años acude a diario al instituto de Xuzhou (China). Hasta ahí todo igual que cualquier chico de su edad. La sorpresa llega cuando es uno de los más destacados de su clase, tanto por sus notas como por su faceta más humana.

Según apunta 'Independent', Xu acude cada día a clase llevando a cuestas a Zhang Chi, un chico de 19 años que va a su instituto y al cual le diagnosticaron una distrofia muscular que le impide caminar. Gracias a su ayuda, ha podido cumplir uno de sus sueños: acudir a la Universidad.

La increíble labor de Xu no sólo se queda ahí sino que también le ayuda a otras tareas domésticos como hacerle la comida o lavarle y plancharle la ropa. Weibo, la red social por excelencia en China, ha viralizado esta historia, que ha sido aplaudida y masivamente compartido por sus usuarios.

Xie Xu y Zhang Chi se conocieron cuando eran pequeños. Desde entonces no se separan. Y lo que unió el amor, como dice el dicho, que no lo separe nadie. ¡Falta más gente así en el mundo!